Niños

Niños

Los niños, energía en estado puro.

Su capacidad de recuperación, a veces sorprendente pero siempre gratificante, a todos nos gustaría conservar para siempre (toda la vida).
Pero, muchas veces, no es así.
La alimentación, el estrés del día a día, nuestras vivencias son algunos de los factores que pueden influir negativamente en preservar y fortalecer nuestra energía personal.

Siempre se ha dicho que los niños son como esponjas y así es. Sus experiencias, percepciones y entorno van a contribuir notablemente en la conservación de su salud.
El niño es una verdadera esponja emocional.
En efecto, el lactante, el bebé o el niño absorbe e incorpora, muchas veces de forma pasiva, todo aquello que le envuelve. Pudiendo así quedar afectado emocionalmente por una problemática familiar que traduce o expresa a través de uno o varios síntomas (enfermedad). Estoy hablando de la Incorporación emocional, conocida perfectamente por los psicólogos y psicoanalistas.

De igual manera, como he mencionado al principio, gracias a su gran capacidad de recuperación responden extraordinariamente a las terapias complementarias (Terapia neural y psicosomática) que ejerzo en mi consulta.

 

Telf.: 606 945 578  Email: consulta@dramontserratsardanes.com