Vértigos

Vértigos

Por más que te lo expliquen es difícil de imaginar la incapacidad física y emocional que produce una crisis de vértigo.
Permaneciendo quieto, estirado o con los ojos cerrados el malestar perdura. La persona se siente totalmente perdida.
¿es como si fueras en un barco?
No, aún peor…todo gira a mi alrededor.

Al dar vueltas sobre uno mismo, para no marearte, es de gran ayuda mantener la vista en un punto ¿verdad?
En este caso, ¡¡¡ a la persona le es imposible !!!
Además, con frecuencia, mediante tratamiento medicamentoso el paciente puede seguir días e incluso semanas en este estado.

El paciente desespera.

A nivel psicosomático hablaríamos de “La pérdida de LA referencia”. Es decir, aquella señal que nos sirve para orientarnos o que nos guía cuando estamos perdidos. Sería el caso de un faro para el barco que regresa a puerto de noche con mal tiempo y el mar muy agitado.
En el caso del paciente con vértigo buscaríamos si ha tenido lugar la pérdida de aquella persona de vital importancia o indispensable para ella, con quien contar en cualquier circunstancia o a la que aferrarse en caso de dificultad. Sin la cual se siente perdido.

Gracias a la medicina integrativa que ejerzo en mi consulta, donde englobo la medicina convencional con la Terapia Neural i/o Psicosomática, el paciente consigue minimizar e incluso la resolución completa de su vértigo tanto en casos de Vértigo postural paroxístico benigno (VPPB), Enfermedad de Ménière, Neuritis vestibular, después de traumatismos craneales, inflamaciones o infecciones del oído, por tóxicos o vértigos idiopáticos.

Telf.: 606 945 578  Email: consulta@dramontserratsardanes.com