Dolor muscular constante, a propósito de un caso

Muchas personas a partir de los 40 se ponen de nuevo a hacer deporte.

Pero, los comienzos bruscos con actividades de competición o la no regularidad en la práctica física pueden llevar a lesiones no deseadas. 

Hoy os presento el caso de un paciente que acudió a la consulta por dolor a nivel de los músculos isquiotibiales (parte trasera de los muslos). Este dolor no le impedía seguir con su actividad habitual, pero le creaba fuertes molestias durante las competiciones. 

El paciente no recordaba haber sufrido una lesión reciente, aunque años atrás sí que había padecido varias rupturas fibrilares en esta misma zona. Explicaba que normalmente hacía poco reposo pues con los masajes podía reincorporarse de nuevo al deporte. 

La entrevista y exploración del paciente me hizo sospechar de una posible calcificación de la musculatura. Puesto que la aparición de una calcificación muscular puede tener lugar si se reciben masajes poco tiempo después de una lesión.

Para corroborar mi sospecha, no dudé en pedir colaboración al Dr Eduard Ribas especialista en ecografías musculares deportivas. 

Efectivamente, la ecografía mostró claramente una cicatriz muscular que hasta aquel momento no se había detectado. 

Recurrimos a la Terapia Neural para conseguir la curación de la cicatriz y un efecto hidratante regenerador de la zona sin necesidad de corticoides.

Después de 4 sesiones cedieron sus molestias y pudimos comprobar ecográficamente la remisión de su lesión.