¿Qué es la Terapia Neural de Huneke?

Los hermanos médicos Ferdinand y Walter Huneke dieron a conocer en 1928 al mundo de la medicina la existencia de "desconocidos efectos a distancia de los anestésicos locales".

Ya desde 1923 se habían conseguido éxitos curativos sorprendentes aplicando procaína en zonas de segmentos de una enfermedad. Un segmento está formado por piel, tejido conjuntivo, musculatura, vasos, nervios, regiones óseas y órganos de una región corporal. En un principio denominaron a su terapia anestesia curativa. Todas las estructuras están conectadas entre sí por el sistema nervioso vegetativo, autónomo y por lo tanto instintivo, presente en todo el cuerpo. La elección consciente del punto en el que se coloca la inyección y ponerla en el lugar correcto son dos aspectos de vital importancia.

Ferdinand Huneke observó y describió en 1940 el primer fenómeno en segundos. Mediante la aplicación de una inyección de procaína en la zona de una periostitis (osteomielitis) en una pierna consiguió curar en pocos segundos una persistente y dolorosa enfermedad en los hombros que había sido tratada sin éxito con la terapia de segmento. Los estados de irritación nerval (campos perturbadores) situados fuera de todo orden segmental pueden provocar y mantener distintas enfermedades. Mediante la aplicación de procaína se pueden eliminar estos campos perturbadores y con ello se pueden curar enfermedades resistentes a distintas terapias. La TN Huneke es la combinación de la terapia de segmento y el Fenómeno Huneke.

¿CUÁNDO SE APLICA LA TERAPIA NEURAL?

En dolores agudos y crónicos (p.e. dolores de cabeza originados por causas diversas)

Para combatir los efectos de inflamaciones

En problemas circulatorios y de tensión o rigidez muscular

Para combatir enfermedades crónicas ocasionadas por campos perturbadores (p.e. el reuma)

Una especialidad de la Terapia Neural son las enfermedades del aparato locomotor

Tras años de experiencia se puede llegar a la conclusión de que cualquier enfermedad que se haya sufrido puede convertirse en un campo perturbador. Los campos perturbadores más frecuentes (alrededor del 70%) están situados en la zona de la mandíbula y dientes.

La TN actúa a través del sistema nervioso vegetativo, instintivo, presente en todo el organismo. Después de obtener una información exhaustiva sobre el historial médico de un paciente se procede en primer lugar al tratamiento mediante la aplicación de inyecciones de procaína en la zona de segmento que constituye una enfermedad. Si después de varios tratamientos el estado del paciente no mejora o incluso empeora, se trata en muchos casos de la presencia de un campo perturbador. En ese caso se busca el campo perturbador mediante inyecciones programadas. Una ciática surgida por ejemplo a consecuencia de un parto por cesárea puede curarse mediante el tratamiento de la cicatriz de la cesárea y del sistema nervioso vegetativo en el hipogastrio.

Muchos terapeutas neurales aplican otros métodos curativos que también se incluyen dentro de los métodos curativos naturistas como son por ejemplo la quiropraxia. En el diagnóstico es frecuente el uso de la termografía y la kinesiología.

TERAPIA NEURAL HUNEKE

Es uno de los métodos curativos naturistas más conocidos así como una moderna terapia de regulación. Su origen se remonta al descubrimiento de los hermanos médicos Ferdinand y Walter Huneke. La TN consigue sus efectos curativos utilizando anestésicos locales como la lidocaína y especialmente la procaína, descubierta por Einhorn en 1905, quien tras largos intentos consiguió sustituir la cocaína, altamente tóxica, por un anestésico local que el cuerpo toleraba mucho mejor. La cocaína había sido utilizada por el oftalmólogo vienés Koller, quien siguiendo los consejos de su amigo Sigmund Freud la utilizó como anestesia superficial de la membrana mucosa.

Spieß y Schleich utilizaron por primera vez la procaína para tratamientos locales en inflamaciones y estados de dolor. Se dieron cuenta de su alto efecto antiinflamatorio y de las propiedades terapéuticas que superaban el tiempo de permanencia del medicamento en el cuerpo. Leriche fue el primero en tratar con éxito el ganglio estrellado con procaína en un caso de migraña.

Los hermanos Huneke, ambos médicos de profesión así como hijos y tíos de médicos, redescubrieron en 1925 los efectos curativos de los anestésicos. No tenían conocimiento de los trabajos que habían realizado Schleichs, Spieß y Leriche puesto que no se había prestado demasiada atención a sus primeras observaciones y por ello habían caído en el olvido. Los hermanos Huneke llamaron en un principio a su método de tratamiento anestesia curativa. Un hecho casual llevó al descubrimiento. Ferdinand inyectó un medicamento contra el reuma que contenía procaína a su hermana que padecía de migraña. La procaína que contenía el medicamento se había destinado hasta entonces a aminorar el dolor de la inyección intramuscular. Mediante la inyección intravenosa desapareció por completo la migraña que tanto se había resistido a cualquier terapia, ante lo cual Ferdinand Huneke se dio cuenta de que probablemente acababa de descubrir el camino hacia una nueva terapia.

Ferdinand Huneke, en colaboración con su hermano Walter, descubrió al cabo de poco tiempo que la causa de la cura sorprendente de su hermana no había sido el medicamento sino el contenido de un 2% de procaína. Ante características venosas poco favorables, F. Huneke inyectó de forma paravenosa y obtuvo el mismo efecto que con la inyección intravenosa. La rapidez de la reacción, incluso al tratarse de inyecciones fuera de la vena, en este caso en las fibras nerviosas vegetativas que la rodean, hizo pensar a los hermanos Huneke por primera vez en procesos electrofisiológicos a través del sistema nervioso. Se dieron cuenta de la importancia que debía tener el lugar de aplicación de la inyección y llegaron a la conclusión de que al aplicarse la inyección se producían sin duda reacciones parecidas a reflejos, hasta entonces desconocidas, en las llamadas zonas de Head. Por este motivo trataron primero dolores en el ámbito correspondiente al segmento.

Los hermanos Huneke informaron por primera vez en 1928 al mundo de la medicina acerca de sus experiencias con la procaína en un trabajo que titularon "desconocidos efectos a distancia de anestésicos locales". En su trabajo destacaron la importancia de las zonas de Head. El efecto sobre órganos y sistemas de órganos de sus inyecciones lo interpretaron como un  efecto a distancia que se presentaba en forma de "reflejo". Varias décadas después de haberse dado a conocer, la terapia neural se incluye dentro de las reflexoterapias. Este pilar de la TN, que más tarde se denominó terapia de segmento, encontró muy pronto reconocimiento científico. Desde la presentación por parte de Stöhr del retículo terminal a principios de los años 30 y desde el descubrimiento de vías de reflejos cutiviscerales, la TN pudo concebirse mejor. El resultado de las investigaciones de N. Wiener, que publicó en 1948 en su libro "Cibernética o regulación de la transmisión de informaciones en seres vivos y máquinas" siguieron aclarando la TN. La TN , interpretada por Huneke como reflexoterapia, se ve confirmada. Actúa en circuitos reguladores biocibernéticos. Bajo el concepto segmento se incluye no solamente el dermatomo (piel) y el miotomo (musculatura), sino también todas las estructuras ontogénicas, es decir, los esclerotomos (estructuras óseas), los angiotomos (sistema vascular), los neurotomos (sistema nervioso) y los viscerotomos (órganos internos). Debido a su íntima interconexión, todos ellos reaccionan de manera uniforme a través del sistema nervioso vegetativo.

TERAPIA DE CAMPO PERTURBADOR / FENÓMENO EN SEGUNDOS

Ferdinand Huneke observó y describió por primera vez en 1940 el primer fenómeno en segundos: Mediante la aplicación de una inyección de procaína en la zona de una periostitis (osteomielitis) en una pierna consiguió curar en pocos segundos una persistente y dolorosa enfermedad en los hombros que había sido tratada sin éxito con la terapia de segmento. Esta experiencia tan impresionante no fue considerada como una simple casualidad, sino que él mismo descubrió lo extraordinario y revolucionario del proceso: la relación con los efectos a distancia en enfermedades focales.

En la TN, el campo perturbador adopta un papel central junto con la terapia de segmento. Los dos ámbitos terapéuticos, la terapia de segmento y el campo perturbador, se resumen bajo el concepto de TN Huneke. Un trastorno alejado fuera de cualquier orden segmental puede ocasionar enfermedades crónicas o favorecerlas. En este caso también desempeñan un papel muy importante los circuitos reguladores biocibernéticos. Los estímulos discurren sobre los circuitos reguladores nervales y humorales, en este caso sin tener en cuenta el circuito regulador segmental.

¿DE QUÉ MODO SE PROCEDE CON LA TERAPIA NEURAL?

En primer lugar se aplica la terapia de segmento con inyecciones programadas en el ámbito de dolor de la enfermedad. Para ello, por ejemplo, se aplican inyecciones en el tejido debajo de cicatrices, en regiones musculares tensas y doloridas y también se tratan sistemas de ligamentos, alteraciones musculares y alteraciones del periostio. También las inyecciones aplicadas a nervios y centros nerviosos, intravenosas e intraarteriales, forman parte de este ámbito de tratamiento.

Si la terapia de segmento falla, se inicia un tratamiento de campo perturbador. Los campos perturbadores pueden aparecer en cualquier sitio. Entre los campos perturbadores típicos encontramos las amígdalas, el seno nasal accesorio, la zona de mandíbulas y dientes, la zona ginecológica así como cualquier tipo de cicatrices. Mediante la eliminación de un campo perturbador por medio de anestésicos locales como la procaína se interrumpe el efecto perjudicial sobre la capacidad reguladora del organismo. Gracias a ello es posible curar la enfermedad.

Los efectos secundarios y las contraindicaciones de algunos medicamentos superan en muchas ocasiones su propio efecto. La quimioterapia, incluso en caso de tratamiento sintomático, puede llevar a daños ocasionados por fármacos, en parte reconocidos como tales y en parte confundidos con una nueva enfermedad. Por este motivo no debería sorprendernos que en los últimos años cada vez se aplique más la TN Huneke para curar todo tipo de enfermedades, puesto que su aplicación adecuada se considera de muy bajo riesgo.

El experto americano en tratamiento del dolor J.J. Bonica escribió en 1958 "La medida clínica más adecuada para el tratamiento de enfermedades sea quizás la aplicación de bloqueo de los nervios como terapia específica". "Bloqueos de los nervios como terapia específica"  es una idea que pertenece a la terapia de segmento, que introdujeron los hermanos Huneke en 1928 en las ciencias médicas.

La TN Huneke se puede combinar perfectamente con otras medidas terapéuticas de la medicina naturista como son por ejemplo la oxigenoterapia, la ozonoterapia y la timoterapia (THX). Curas de ayuno  como por ejemplo ayunos terapéuticos o curas de cereales triturados pueden acompañar perfectamente un tratamiento con terapia neural por su carácter regenerativo y desintoxicante.

Texto escrito de:

Jürgen Huneke. Médico, Alemania.

Presidente de la Asociación Internacional de Terapia Neural según Huneke

Encuentro Internacional de Terapia Neural. Barcelona 1998